Reportaje analizan situación de la sangre en RD

Reportaje analizan situación de la sangre en RD

| 10:07 am

Frente al déficit de sangre que afecta el país, las autoridades del Ministerio de Salud Pública en coordinación con el Gabinete de Políticas Sociales de la Vicepresidencia de la República, están inmersas en el proceso de construcción de un moderno Hemocentro Nacional, compuesto por una red de cuatro establecimientos en Santo Domingo, Santiago, Azua e Higüey, que pretende centralizar el procesamiento y distribución de sangre en todo el país.  El director Nacional de Bancos de Sangre del Ministerio de Salud Pública, doctor Sócrates Sosa, se muestra confiado en que una vez esta estructura entre en funcionamiento, la población dominicana tendrá la confianza de donar su sangre de manera voluntaria, pues se le garantizará que con ella no se negocia. “Es un negocio”. Fue precisamente, lo que pensó Josefina Jiménez, cuando al cumplir las 40 semanas de gestación, su ginecólogo le anunció que debía someterla a una cesárea y le recomendó pasar por laboratorio a reservar dos pintas de sangre, las que afortunadamente no utilizó. “Pregunté en la clínica que si me devolvían mi dinero en caso de no utilizar la sangre y la respuesta fue que ese dinero no era reembolsable”, se quejó la joven, que tuvo que desembolsar RD$8 mil. Que deje de ser negocio “La sangre no es negocio, es un insumo, es un bien público y como bien público es al Estado a quien le corresponde asegurarlo a la población cuando lo necesite. Si logramos orquestar esa red de establecimientos, tanto públicos como privados, podríamos caminar hacia una campaña para la promoción de la donación voluntaria de sangre, piedra angular para asegurar el suministro, la calidad y la oportunidad con la sangre y los hemoderivados”, afirma el funcionario. El doctor insiste en que en la actualidad no hay manera posible de que los dominicanos se acerquen a donar de manera voluntaria y hacer el sistema sostenible, ante la dispersión de centros y el criterio de mercado en el que convergen lo público, lo privado, la sanidad militar y ONG´ s. “La población no va a acudir de manera voluntaria a establecimientos privados si no le garantizamos que va a tener lo que necesita cuando lo necesite”. Sostiene que una de las ventajas que aportará la red, es que va a mediar con las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS) para que cubran el costo de procesamiento de las unidades de sangre como si se tratara de una dosis de determinado antibiótico, que se le va a cargar al récord del paciente que lo requiera. “Tenemos que quitar de por medio que la gente tenga que estar detrás de 2 a 5 mil pesos por una unidad de sangre, para que la población entienda que la sangre es un insumo y que si usted la dona, cuando la necesite no tendrá que pagar por ella”. La sede central del Hemocentro que auspicia la Vicepresidencia de la República será construida en la Ciudad de la Salud Evangelina Rodríguez Perozo, en Villa Mella, Santo Domingo Norte, y contará con varias unidades móviles de colecta que se trasladarán hacia distintos puntos de la ciudad, como universidades, industrias, centros comerciales, que captarán diariamente una cuota mínima de 60 unidades de sangre. Sosa afirma que la construcción será iniciada próximamente, una vez se superen algunos trámites burocráticos con los terrenos, y que ya se han hecho los estudios y estimaciones para determinar cuánta sangre necesita cada provincia por regiones de salud, para cuando se articule todo, de inmediato comience una campaña de promoción y colecta.  “Si logras hacer que todo funcione como red, tú te puedes ir moviendo a donde haga falta y evitas que la sangre se dañe”, afirma el especialista en hematología, quien afirma que aún con el déficit existente se pierden entre 3 a 5 mil unidades al año. Se recolectan 100 mil pintas anuales Los 63 bancos, públicos y privados con que cuenta el país, apenas logran recolectar 100 mil unidades anuales, frente a una demanda que en condiciones normales varía según quien ofrece los datos: las autoridades sanitarias afirman que supera las 180 mil pintas anuales, mientras que operadores de bancos privados consultados aseguran que asciende a 400 mil. En los parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Federación Internacional de la Cruz Roja, el número de unidades de sangre requeridas para satisfacer las necesidades de un país debe corresponder al 3 o 5 por ciento de su población. Ante la ausencia de una cultura de donación en la población, la sangre casi siempre es diligenciada con la urgencia de las catástrofes individuales que cotidianamente sacuden a miles de familias, cuando alguno de sus miembros se ve envuelto en accidentes de tránsito con graves daños traumatológicos, operaciones de corazón abierto y otras intervenciones quirúrgicas que requieren de un depósito de sangre para una posible transfusión sanguínea. Solamente una operación de corazón abierto requiere la transfusión de entre diez y 22 pintas. La urgencia por la sangre se evidencia a diario en las salas de hospitales, clínicas y últimamente a través de las redes sociales, donde se postean decenas de mensajes requiriendo el líquido vital, cuya adquisición pasa por una serie de trámites y requisitos que suelen alargar el angustioso proceso para su obtención. En una tarde de viernes, Idelfonso Rodríguez, visiblemente nervioso, previo hemograma y evaluación médica, aguardaba en la sede central de la Cruz Roja Dominicana por una extracción de sangre para donársela a su madre, aquejada por una insuficiencia renal en un centro de salud privado. “Ya le he donado dos veces”, afirma el joven, quien dice estar dispuesto a convertirse en donante regular en caso de ser requerido por la Cruz Roja, mientras el torrente de sus venas va tiñendo de rojo la bolsa de plástico estéril.
Mientras unos se quejan del tiempo de espera, otros lo hacen por el precio. El costo de una pinta de sangre de 400 cc depende de la naturaleza del centro y no importa si se dispone o no de un donante, pues los bancos exigen la reposición de la sangre que se lleva el interesado. Una pinta cuesta entre RD$2 y 5 mil En el banco de la Cruz Roja el costo de recuperación de una pinta de sangre es de RD$2,200 para pacientes de hospital y RD$2,400 para referidos de clínica. El costo aumenta si se acude a bancos privados, donde adquirirla cuesta alrededor de RD$5 mil.  Tanto el Director Nacional de Bancos de Sangre, como la presidenta de la Cruz Roja Dominicana, Ligia Leroux, coinciden en que el precio de la sangre lo determina el costo de las pruebas virológicas que hay que practicarle a la sangre para garantizar la seguridad de quien la va a recibir.  Estamos hablando de que luego de la extracción, a la sangre se le practican entre diez y quince exámenes de laboratorio para detectar la presencia de enfermedades infecciosas, con un hemograma completo, tipificación, Coombs directo e indirecto, VIH I y II, HTLV I y II, VDRL o Sífilis, Hepatitis B y C, paludismo, gota gruesa de acuerdo con la zona geográfica de residencia, entre otras.  En el caso de la Cruz Roja, se pone a disposición de los donantes los resultados de dichas pruebas, que de ser realizadas en un laboratorio normal su costo superaría los RD$2 mil.  Dicho organismo internacional con presencia en más de 180 países, opera el banco de sangre más grande del país y dispone de una red de donantes voluntarios compuesto por alrededor de dos mil personas, en una nación, cuya población supera los 10 millones de habitantes.  Solamente el banco de la Cruz Roja ubicado en el Distrito Nacional procesa diariamente entre 100 y 150 pintas de sangre, que al año suman más de 50 mil unidades, es decir, más de la mitad de lo que colectan los otros 62 bancos existentes.

El país aún no tiene una Ley Nacional de Sangre

Las leyes que rigen la donación y transfusión de sangre en el país son la 42-01, de Salud, y 87-01, de Seguridad Social, así como el reglamento 349-04, que aprueba la Habilitación y Funcionamiento de Bancos de Sangre y Servicios de Transfusión. “Con la articulación de todo esto que lo manda una resolución ministerial se estudió, se hizo una Política Nacional de Sangre que se oficializó el año pasado y este año 2015 la ministra de Salud, hizo una resolución ministerial, la 000020, que ordena el funcionamiento en red de cuatro establecimientos”, expresó el director Nacional de Bancos de Sangre. quien deploró que éste sea uno de los pocos países de Latinoamérica que no tienen una Ley Nacional de Sangre.

Fuente: www.elcaribe.com.do


Buscar

Síguenos

26
Ene
Salón Bonanza – Samaná del hotel Sheraton, Santo Domingo.
Fecha Miércoles 26 Enero 2022, 08:00:00 AM

26
Ene
Zoom
Fecha Miércoles 26 Enero 2022, 07:00:00 PM

27
Ene
online
Fecha Jueves 27 Enero 2022, 08:00:00 AM

27
Ene
Zoom
Fecha Jueves 27 Enero 2022, 06:30:00 PM

28
Ene
Hotel Catalonia Santo Domingo.
Fecha Viernes 28 Enero 2022, 08:00:00 AM